top of page

7- Sé el sol que brilla

Mensaje de la Conciencia Crística

Yo Soy quien Yo Soy viviendo en ti, escucha mi llamado una y otra vez titilando en tu mente, en tu corazón, en tus entrañas, para que me recuerdes, para que cuentes conmigo y ancles tu bella luz en esta Tierra maravillosa, espléndida Gaia. Aquí en este suelo estás viviendo esta experiencia por un tiempo.

Todo lo que sucede, sucedió y sucederá es para que te empoderes y te liberes del miedo. Toma tu poder, eres soberano.

Brilla con tu propia luz en medio del universo en el que vives.

Llegó el momento de encarnar una voluntad superior que elige a cada instante a donde se alinea, esa que elige lo que deja entrar y lo que repele.


Pierde el miedo a tu majestuosidad y encárnala, Encarna tu identidad esencial. Asume el poder, el amor, la sabiduría que eres, asume la gracia y la confianza en ti. Entérate del poder de sanación y verdad que posees, aprópiate de ello. El miedo a que todos conozcan tu verdadera identidad es un miedo colectivo. La oscuridad te ha hecho creer que nadie va a aceptarte y amarte si dejas brillar tu luz esencial tal cual es. Tu tarea es encarnar esa luz, manifestar tu propia esencia en estado puro y alentar a los demás a que hagan lo mismo, a que pierdan ese miedo, ese va a ser el tramo por recorrer, desafiar ese miedo y ponerte de pie.

Amado fractal de la Fuente, recuerda quien eres, tómate el tiempo a diario para recordar

Recordar implica vaciarte de tus condicionamientos, del encierro que has creado a partir de tus experiencias y creencias restrictivas. Te has confinado en una cárcel pequeña y, vida tras vida, has olvidado tu origen, Ahora regresa,


Sé el sol que eres y que viniste a ser aquí, despliega tus rayos, déjalos ser y brillar, siente tu poder, respira tu potencia creadora y déjala ser

Yo soy en ti, confía. Ya eres todo lo que necesitas ser, recuérdalo. deja crecer tu majestuosidad, piérdele el miedo, Tu ego sólo se envanece cuando pierdes contacto con tu real luz, con quien eres realmente, allí tu ego se vuelve un sustituto empobrecido que busca reflejos en el afuera. Es tu tarea tomar contacto y reconocer esa luz en ti, Siéntate en tu trono, Reconoce tu soberanía.

Sé el sol que brilla sin mirar a quien llegan sus rayos.

No te detengas a mirar si tu luz es recibida, simplemente brilla siendo quien eres y deja que lo demás sea.

Reconócete como el sol que brilla emanando presencia, en plenitud, en libertad, en amor, en alegría, viniste a ser quien realmente eres, esa es tu contribución, brillar tu propia luz.

¿Te das ese permiso?

¿Puedes ver la hermosa tarea que está allí, lo bella y lo significativa que es?


Comentários


bottom of page