top of page

23- Bendice tu cuerpo y tu vida


Mensaje de María:


Siente mi presencia. Ahora descansa y deja que la energía de tu corazón vaya por tus brazos y libere esos nudos de ambivalencia y miedo, esos nudos de falta de fe que tomaron tu cuerpo. Siente la Energía Crística en tu corazón con su luz dorada radiante que va hacia las partes de tu cuerpo en donde sientes los nudos. Permite que tus brazos se abran a recibir esta energía de amor y compasión infinita y posa tus manos allí donde lo necesites. Permítete ser sanado, desde esta energía activarás el proceso de sanación en los demás, si ellos lo eligen. Recuerda esta imagen del Corazón Crístico que va hacia tus brazos y deja que desde ahí surja la sanación para otros, las palabras justas, las acciones justas y precisas, desde allí verás cuáles son las acciones que tendrás que hacer en los próximos meses, tendrás que atravesar el miedo a quedarte sin, a que no haya sostén para ti, a equivocarte, a estar errado, y cualquiera sea tu miedo.

Siente el sostén, estamos aquí a tu alrededor cobijándote para que aprendas a reclinar tu espalda sobre el linaje y a la vez sentir tu eje profundamente activo y presente, anclado en Gaia y en la Conciencia Crística. Todo está bien, suelta el esfuerzo.

Estar para el plan divino no es acarrear gente, no es llevarla sobre tus hombros, libérate de esa carga innecesaria, no es lo que se te pide y sobretodo no es bueno para tu alma ni la de quien ayudas, Cuando te olvidas de ti te distraes, te sientes fuerte, necesario, capaz, pero eso daña tu alma, tu cuerpo, tu salud. Recibe nuestro sostén y aprende a cuidar desde un buen lugar, amoroso para ti, amable para ti, compasivo para ti,

Llegó el momento de que veas a todos como pares, les devuelvas su poder, su potestad, su capacidad de autogestión, sino también pedirás que alguien te salve a ti y crearás una situación para que esto suceda, salvar y ser salvado, esta es una dinámica que necesitas liberar en tu vida, no más.

Eres bendecido, tú podrás con todo lo que viene, nada malo va a pasarte, suelta los fantasmas que te aterrorizan, déjalos ir, quémalos en tu mente cada vez que vienen.

Bendice tu cuerpo, bendice tu vida, bendice tus necesidades.


bottom of page