top of page

Acerca de la falta de merecimiento


Pregunta:

¿Cuál es la causa raíz de la falta de merecimiento y de valoración que tenemos los humanos como sentimiento de base?


“Vacía tu mente y escucha la voz que habla en lo profundo de tu ser, que es la misma voz del universo hablando a través de ti, no importa el nombre que le pongas, vuélvete un tubo por donde ingresa la energía Crística colmándote de sentido, de amor, de unidad.

Ahora vayamos al tema que pediste hoy, mientras mantienes esta conexión que acabamos de instalar, escucha atentamente, sólo ocúpate de hacer que tu mente no interfiera, se mantenga receptiva y a un costado.


Deja que la energía del Cristo llegue a ti y tome todo tu ser y cada una de tus células. Deja que la energía del Cristo sea Una contigo, fúndete en ella. Deja que la Energía Crística posea todo tu ser y penetre tu alma por entero, tu cuerpo, cada uno de tus cuerpos y no permitas que tu mente interfiera.


Permite viajar esta energía por cada parte de tu cuerpo. Olvida tus preguntas y deja que la energía las responda. Sólo cuida que tu mente no interfiera.


Deja que la energía del Cristo siga entrando en tu cuerpo, respírala, fúndete con ella. Siente el amor que trae. Deja que viaje por tus brazos, tus piernas, tu cabeza.


(Experimenté olas de éxtasis por mi cuerpo, un llanto inexplicable junto a más olas y risas. Mi mente quedó completamente silenciosa y experimenté la unión del Todo dentro de mí. Sentí la energía recorriéndome y atravesándome, vaciándome de lo viejo, colmándome de algo nuevo y abriéndome canales, algo muy poderoso difícil de describir con palabras).

Ahora podrás entender el mensaje en un nivel más profundo.

El haber perdido el acceso a esta experiencia directa trajo como efecto que los seres humanos pierdan contacto con su valor. La sensación de no merecimiento y de no valer es el efecto de la pérdida de conexión con el origen, con la fuente divina. Es el haberse separado de la red de la que cada uno forma parte.


Cada ser humano es como un vaso capilar de esa red, la desconexión con esa red trae como efecto natural una sensación de soledad, de aislamiento, de falta de sentido y de valor personal.

La falta de valor y de no merecimiento nunca dejará de estar, a menos que cada uno reconecte con la red que Es y a la que pertenece y se vuelva ese vaso capilar, esa red inmensa.


(Se me muestra el árbol de la película Avatar para ejemplificar lo que se me está queriendo decir)


El sustituto de esa falta de valoración y de merecimiento es una construcción de un ego que no puede dejar de buscar reconocimiento y amor desde afuera de sí mismo, porque en ese lugar perdió su contacto con la Fuente. Allí no habrá posibilidad de nutrición real y el ego no podrá dejar de buscar sustitutos, ya que en el nivel de lo humano nunca será suficiente lo que reciba, no habrá forma de colmarlo.


Cada uno tiene la libertad de elegir regresar a esta red universal, recuperar la conexión y abrir su propio vaso capilar, volver a ser ese capilar de la inmensa red. En esa experiencia recuerda que es uno con el universo, uno con la vida, y que es Todo, lo tiene Todo, nada puede faltarle.


Siente ahora esa red viviendo dentro de ti, esa red de la que formas parte. Si no te desconectas, nunca sentirás falta de valor ni de merecimiento. Regresa una y otra vez, esa es tu libre elección siempre, nadie va a llevarte hacia allí, será tu decisión elegirlo. Esta es una experiencia directa que no es transferible, cada uno tiene el derecho de tomarla y recibirla.


La falta de recuerdo de esto, trae un gran dolor en el alma y una profunda sensación de aislamiento. Esa es la sed que lleva al alma de regreso, aun a tientas y sin tener muy claro el camino, reconectar con este deseo supremo que vive en el alma es lo que produce la reconexión. Sentir esa sed, esa añoranza que cada uno trae en el fondo de sí mismo para recordar su origen y su pertenencia al Todo. Parte de la tarea en la Tierra es recordar todo esto y hacer el viaje de regreso.


La Tierra puede ser el Cielo que todos añoran, volver a ese Cielo es equivalente a la reconexión de la que estuvimos hablando, abrir el vaso capilar que cada uno Es, volverse parte de esa red infinita de unión.


Eso es todo por hoy, es importante que recibas este mensaje a través de una experiencia directa, no como un concepto teórico sino siendo tú mismo parte de esa red, invitando a otros capilares a que se reconecten, a que despierten la Vida a la que pertenecen y Son.”


12 de septiembre de 2020



bottom of page