top of page

Amor, discernimiento y autorresponsabilidad


El corazón del Cristo que mora en tu interior está aquí presente hablándote para traerte paz, alegría, plenitud y propósito a tu alma. Descansa en la fe y en la convicción de que todo está bien, de que no hay nada que temer, no mires el mundo de las apariencias ni de las cosas que caen, ahora es el tiempo de lo nuevo, el nacimiento de una nueva era, esperada por muchos, soñada y anhelada por tantos. Es el tiempo de permanecer sereno, aún más allá de las noticias que circulen, de la aparición del caos, el desorden, la desorganización y la caída.

(Se me muestran imágenes simbólicas de explosiones y destrucción, como edificios que caen y se desmoronan)

Eso que estás viendo es parte de un proceso que es necesario que suceda, y que caiga es un requisito para que la nueva conciencia emerja. Caerá todo aquello que no esté alineado con esta nueva vibración que está emergiendo en lo profundo de la Tierra, casi silenciosamente y desapercibida.


Amor es la palabra clave del nuevo mundo, de la nueva construcción. Amor es lo que cada uno necesita despertar en su fuero íntimo para que sea una evidencia y no una simple palabra. La evidencia del amor se reflejará en la vida de cada uno, en la alegría diaria de cada uno, el amor quiere emerger en el corazón de cada humano y la tarea de ustedes es permitir que emerja, perder el miedo, dejarlo caer como una cáscara vacía, el viejo programa del miedo no es otra cosa que un programa obsoleto.


Parte del proceso de transición y crisis es la desinstalación de este viejo programa que ha mantenido a la humanidad atada, esclavizada, sumida en la ignorancia, el sueño y la ilusión.


Puede suceder que en estos tiempos no se sepa lo que es verdad y lo que no lo es, para eso cada uno necesitará desarrollar y confiar en su propio discernimiento. En el fuero íntimo de su ser todos pueden saber y reconocer lo verdadero de lo falso, esta es una función del psiquismo humano que ha permanecido en las sombras y en el desuso, y como todo lo que no es utilizado, crea una capa de polvo y óxido que lo cubre hasta que es sacado del olvido, traído a la superficie listo para ser utilizado.


Amor y discernimiento son palabras claves para estos tiempos. El despertar del amor y del discernimiento traerán de regreso el empoderamiento que cada uno necesita tomar en sí mismo.

El amor es un estado de ser, es un estado altamente creativo que trae armonía allí donde hay disputa, tensión y conflicto. El amor renueva las fuerzas y trae la fe de regreso. El amor y la fe son pétalos de la misma flor. Si careces de fe y de confianza la clave está en despertar el amor, permitirle que emerja desde las profundidades del alma, allí donde reside para que abra

espacio donde sea necesario.


El discernimiento trae orden y tamiz. Es un instrumento para poner en práctica la sabiduría que está en el Ser, no está basado en el pasado ni en conocimientos adquiridos, es una función completamente anclada en el presente, que puedes llamarla intuición, un pétalo de la intuición, una forma de manifestar el aspecto intuitivo.


El discernimiento y el amor no están separados y están unidos al cuerpo. El discernimiento está ligado a una sensación que reconoce lo verdadero y lo falso. Tanto el amor como el discernimiento están anclados en todas las dimensiones como experiencias físicas, sensaciones, sentimientos y un saber que no da lugar a la duda. Desarrollar estas funciones del alma es de suma importancia en estos tiempos, forma parte del camino hacia la autorresponsabilidad en el que el planeta está inmerso ahora.

Autorresponsabilidad y empoderamiento pueden ser sinónimos.


Amor discernimiento y autorresponsabilidad son las 3 llaves de estos tiempos.

Cada uno necesitará despertar estas funciones para asumir el lugar que trajo, el propósito y el destino profundo que cada alma trajo a este mundo. Aquellos que no sepan aún cuál es su tarea y su propósito pueden trabajar con estas 3 llaves.

Despertar el amor que está dormido en lo profundo del alma y de la esencia, despertar el discernimiento y despertar la autorresponsabilidad, estas son las 3 claves, los 3 instrumentos altamente creativos que están a disposición de todo aquel que elija despertarlos.


Eso es todo por hoy. Enviamos inmensas olas de amor para todo el planeta. La Conciencia Crística, esa energía de unión y de amor incondicional está presente en cada Ser, sólo pedir contactarla y allí estará emergiendo, trayendo la manifestación de estas 3 llaves maestras. En ustedes está elegirlo. Las llaves están allí disponibles y ustedes eligen usarlas o no, ahora están en sus manos.



22 de septiembre de 2020



bottom of page