top of page

El sacrificio como distorsión


Soy la Conciencia Crística que mora en tu corazón, siempre presente para ser la fuente en la que vengas a saciarte cada vez que lo necesites, no dudes en venir una y otra vez hacia mí. Yo estaré aquí siempre presente.


Entender el sentido correcto del sacrificio es muy importante, volver a su esencia y disolver la distorsión.

El sentido original del concepto de sacrificio es el hacer de todo algo sagrado, estar presente en tus actos, estar presente en tus pensamientos, en tus palabras, es honrar cada uno de tus actos, imbuidos en la luz de la conciencia con el sentido más profundo para tu vida y la de los demás. El sacro oficio de cada ser encarnado es la presencia, es tomar contacto con cada momento y experiencia como algo sagrado.


La distorsión del “sacro oficio” es inmolarse por un bien mayor en el que no estas incluido, este ha sido el mal entendido del amor que existe en Gaia desde la antigüedad hasta hoy.

La humanidad es un desfiladero de historias de sacrificios en todos los órdenes. El planeta está lleno de ejemplos de seres que dan la vida para beneficio de otros, ha sucedido en todas las culturas y formó parte de la evolución de la conciencia, pero hoy Gaia necesita dejar de crear esa realidad de sacrificios humanos, sacrificios de animales, sacrificios de océanos y mares, sacrificios de la tierra, de los árboles.


El sacrificio en distorsión necesita ser trascendido en esta vuelta de espiral evolutiva, Dejar de crear el sacrificio de unos por el bien de otros es requisito para anclar la quinta dimensión. Este aspecto de la dualidad en la tercera dimensión lo permea todo, pero ahora Gaia necesita elevarse y trascender ese límite, esa creación de realidad constante, en lo más profundo tiene que ver con eso, la disolución de la dualidad en conflicto, verás que todo se sintetiza en eso.


Cada persona trae sus propias dualidades o escisiones en su alma. Cada uno tiene su propio recorrido para encontrar la unión, el equilibrio, la integración de los opuestos, la unión de las polaridades en conflicto. Ahora lleva esta información a tu vida y trabaja sobre ella, libera de tu conciencia el yugo del sacrificio como tu forma de estar anclado en la dualidad de la tercera dimensión allí donde tu bien no está incluido, allí donde das la vida para beneficio de otros o pretendes que otros se sacrifiquen por alguna causa, justificada o no.

Esta es la distorsión del sacrificio, la verás replicada a tu alrededor por doquier, ya que esta naturalizada como algo normal y esperable, ya que así incluso es entendido el amor. El amor necesita elevarse de octava y trascender este límite, ese es el amor de la 5D en adelante.


El amor no es sacrificio, este es un gran malentendido en el mundo dual. El amor es la fuerza más poderosa del universo, nada puede equipararle.

El sacrificio es un condicionamiento y una distorsión de lo que significa el amor en su estado puro y esencial. El sacrificio necesita ser explorado y disuelto hasta la raíz.


El sacrificio y la noción de un Dios que castiga y premia van de la mano. Éste es parte del condicionamiento que han recibido: si te sacrificas Dios te va a premiar y formarás parte del reino. Esta fue un arma utilizada para mantener a la gente como un rebaño fácilmente manipulable.

El mundo está lleno de gente que sacrifica muchas cosas creyendo que están haciendo lo correcto, este mandato está profundamente arraigado en la conciencia humana y en el inconsciente colectivo, sobreponerse a esto será una gran tarea. Revisar de qué manera cada uno de ustedes se sacrifica es una buena práctica.


Bendiciones de todos los seres que estamos contigo acompañándote en esa transición planetaria,

Te amamos te bendecimos y te honramos por siempre


8 de septiembre de 2020



bottom of page