top of page

Observa en qué has basado tu vida

Ahora respira, vacía tu mente y tu corazón de todo contenido y recibe estas palabras en un estado de reposo. Permítelas ingresar como el agua que se filtra por las grietas, como el fuego ardiente que propaga su luz, su pasión, su alegría. Deja que tu corazón palpite y se vuelva una flama viviente de amor, de alegría, de sed por la vida, de compasión que todo lo abraza y lo recibe, una flama que descansa en su propia luz y que confía.


Soy la Conciencia Crística hablándote desde el amor y la luz que habitan tu alma, déjame entrar suavemente para que pueda traer palabras de apoyo y compañía allí donde te encuentres, allí donde estés sufriendo, viviendo tus propias agonías y muriendo tus muertes de todo aquello que se está yendo de muchas formas en cada habitante de esta Tierra.


Recuerda siempre que eres libre hasta donde lo permite tu programación, tus condicionamientos. Eres libre de cuestionarlos a medida que descubres tus propias trampas, tus propias maneras de sabotearte y de minar tu confianza.


Observa cuáles son los pensamientos que minan tu confianza y mellan tu alegría. Observa el campo minado en el que vives, tendrás que desactivar cada una de esas bombas que allí se encuentran. Cada bomba es un miedo que amenaza con romperte en pedazos, con destruir tu vida o lo que crees que es tu vida, lo que crees que es tu seguridad, lo que crees que es tu bienestar.


Observa en qué has basado tu vida, cuáles son los principios que la condujeron hasta ahora, en qué cosas has basado tu seguridad, cuáles son los basamentos en los que creaste tu confianza. Hazte estas preguntas con suavidad y firmeza, déjalas penetrar tu conciencia y que queden en remojo para que algunas verdades afloren y traigan a la superficie profundas y necesarias revelaciones.


Mira tu vida y observa ese campo minado, es tu tarea sanear tu territorio. Ese territorio en parte, fue heredado de la cultura en la que te has criado, fue heredado a través de tu familia, tu escuela, tu barrio, heredado de distintas formas, de generación en generación desde hace milenios. Has heredado ese campo minado y estos son los tiempos para desactivar tu territorio, para que te ocupes de sanear tu propia parcela dentro de la gran Tierra en la que habitas.


Tu campo minado se expresa en tu cuerpo, en tus síntomas, en tus pensamientos y emociones, allí verás cada una de esas minas que han sido heredadas, inoculadas a través de los tiempos, los siglos y las culturas.


Es tu tarea específica contribuir a la paz en el mundo desactivando tus propias bombas, tu parte destructiva, mirando tu pequeña parcela personal. Con sólo mirar tus síntomas, tus emociones y tus pensamientos, se harán visibles estas minas que están allí hundidas en tu propio terreno. Sólo haz tu parte, nadie podrá hacerlo por ti, ese es tu legado que puede transformarse en un bello territorio, en una parcela en donde puedas sembrar lo que desees, sembrar flores y frutos, sembrar árboles y vida, sembrar abundancia y amor.


No puedes sembrar encima de las minas, primero necesitas desactivarlas y sanear el pedazo de tierra que heredaste y que te corresponde. Eres corresponsable de lo que has heredado, no eres víctima y aunque no lo recuerdes, te has comprometido en hacer esta contribución para crear tu parcela de alegría y amor, para traer eso al mundo.


Ese pequeño pedazo de tierra que te corresponde puede ser una gran inspiración para tus vecinos, para todo aquel que viva en tus cercanías y que de alguna forma reciba tu influencia.

Vuélvete una influencia positiva, trae la Nueva Tierra y para ello es necesario desactivar ese campo minado que trajiste por destino para sanear y para ocupar con tu presencia, para irradiar con tu luz, con el amor que eres.


Recibe todas las bendiciones y el amor para realizar esta sagrada tarea que le corresponde a cada ser humano encarnado hoy en la Tierra, a cada ser humano que sabe en lo profundo que para eso ha venido, a cada ser humano que quiera contribuir a esta nueva construcción, a cada ser humano que quiera formar parte de un nuevo mundo, de una nueva creación.


29 de mayo de 2021





bottom of page